Cómete a un político

Creo que la idea de Domino de pedirle a los nueve candidatos presidenciales a hacer un completo es una idea brillante. No sólo demuestran lo fomes y raros que son, sino expandirán la lista de “comida con nombre de presidente”.  El Barros Jarpa y el Barros Luco me parecen un poco lateros y el sandwich de Sebastián Piñera, también. Michelle Bachelet fue la única que no mandó su lista de ingredientes, pero en Dominó hicieron la pega por ella.

Una vienesa ($1500), un voto. El que gana no llega a La Moneda pero sí al menú del local de completos. Un triunfo de verdad.

El tocino de Matthei gana con tranquilidad

El tocino de Matthei gana con tranquilidad

Parisi:  palta, tomate, ají verde. Alguien quiere pasar piola un completo italiano, pero más fome. Póngale más originalidad.

Claude: choclo, poroto verde, mayo. El choclo es una creación de dioses, una maravilla hecha vegetal, pero no un ingrediente de completo. Caso cerrado.

Israel: tomate, cebolla, mayo. Buenos ingredientes, pero falta color e ingredientes que sean menos escurridizos.

ME-O: salsa verde, aceituna, mayo. El transgresor, el de ingredientes picados.

Roxana: lechuga, poroto verde, mayo. Es tiempo de que asumamos que un completo no es una ensalada.

Bachelet: pimentón, chucrut, mayo.  Todos sabemos que el pimentón rojo es un símbolo del comunismo, cierto?

Matthei: palta, tocino, mayo. Evelyn, sólo tú puedes convertir un completo en algo pelolais

Jocelyn-Holt: palta, salsa verde, mayo. Fome, pero cumple.

Sfeir: palta, tomate, choclo, cebolla.  El hombre de la barba y túnica es vegetariano y sólo él puede vender un completo sin vienesa a $1500